Firmé un contrato de iguala cuando me contrataron. Ahora dicen que no me corresponden prestaciones



En la práctica, se considera que un “igualado” es una persona que presta sus servicios de manera independiente y que por tanto no es empleado; y son comunes las igualas por asesoría contable y por asesoría legal; las igualas por servicios técnicos de mantenimiento tales como planta eléctrica, equipos diversos, etc.


Igualmente considera independiente o igualado a aquel que presta servicios sin subordinación, es decir sin supervisión sobre la labor que ejecuta o sobre los resultados de su labor. Normalmente, los igualados no cumplen un horario de trabajo y solo tienen que acudir a la empresa esporádicamente en fechas pre-acordadas u ocasionalmente cuando se presente determinado problema. La otra característica del igualado es que por lo general, conserva su libertad para prestar similares servicios a otras personas y empresas, cosa que usualmente no se le permite a quien es empleado, es decir, no existe una relación exclusiva.


La frontera que distingue al contrato de iguala del contrato de trabajo no siempre está clara, y la última palabra la tendrán siempre los jueces a la hora de examinar el caso. Y no es clara pues, por más que sea, en una relación con un igualado siempre hay intercambio de instrucciones, deseos o requerimientos del cliente. Si ese requerimiento se hace para un trabajo ocasional, dentro de la vigencia de una iguala, que implica visitas periódicas, aun mensuales, entendemos que se trata de un auténtico “igualado”.


Sin embargo, el hecho de que la empresa cuente con un contrato de prestación de servicios firmado por el colaborador, facturas, constancias de retenciones de impuestos etc. no es una garantía de que se está en presencia de un igualado y no de un empleado. En ese sentido, existe gran cantidad de jurisprudencias de los tribunales que han considerado que existe un contrato de trabajo (es decir, un servicios prestado bajo subordinación) aun habiéndose presentado constancias de retenciones del 10% de honorarios profesionales; aun incluso con la presentación de facturas a nombre de compañías con su RNC, y aún sin el cumplimiento de horarios de trabajo.


Todo esto es posible, en base al principio fundamental del Código de Trabajo relativo a la primacía de los hechos sobre lo escrito, según el cual, en cada caso prevalecerá la realidad en la ejecución del contrato y no la apariencia o denominación que las partes le hayan querido dar a su relación.


Cana Law Legal Strategy es una firma de abogados altamente especializada en Derecho Laboral & Seguridad Social en República Dominicana, dedicada exclusivamente a brindar servicios legales de primer nivel en todo los relacionado con el área Jurídico Laboral. Acompañamos a nuestros clientes en la consultoría preventiva, la implementación de estrategias, la defensa y resolución de conflictos, nos avala una sólida y probada experiencia. Consúltanos gratis y obtén orientación con respecto a tu caso. Tenemos oficinas en Santo Domingo y Punta Cana. Contáctanos!